domingo, 14 de diciembre de 2014

La toponimia y el tiempo

Soy de Úbeda y filólogo. No puedo evitar ser una cosa y otra, aunque la primera se me de regular y la otra apenas pueda ejercerla. Cosas de vivir en mi hic et nunc. Pero eso no quita para que salive cuando consigo, esta vez regalo de mi padre, un libraco como este.


Este libro está hecho con mucho amor y dedicación. Se nota por su profusión y su orden. Sólo me queda leer las notas iniciales y demás para comprobar su tratamiento filológico, pues es algo que enriquecería mucho el tema.

Estoy leyendo Danza de dragones, del que no diré nada aquí cuando lo termine, pues es tan enorme que qué voy a decir en este blog, para qué hacer una crítica estilística y para qué compararlo con Tolkien. Mientras, también estoy leyendo a Verlaine y Lepolodo María Panero. Lo que no tengo es tanto tiempo como quisiera. Valga como reflexión: