jueves, 13 de septiembre de 2012

Una odisea espacial 2001 (I)


Según internet, wikipedia, en Una odisea espacial 2001, de Arthur C. Clarke, hay restos de otros relatos: Encounter in the Down  en la primera parte. The Sentinel para todo, sería su pre-texto o antecedente. Pero nosotros vamos a hablar de la obra como unidad y sin atender a estos datos no importantes.

mi destartalada y de segunda (o más) mano ejemplar de la novela. 2€.


A lo largo de las tres primeras partes recorre Arthur C. Clarke la humanidad. Cada parte es un momento cronológico independiente, aunque entre la segunda y la tercera hayan transcurrido poco tiempo. Y son estas tres partes las que me interesan pues reflejan estadios de conciencia del Hombre de forma independiente, pero relacionada.

La ignorancia. Creo que la ignorancia es la parte central, el núcleo que da sentido a la existencia de la humanidad, por ende, al relato. La ignorancia es madre de soberbia. ¿Por qué la evolución la impulsa el monolito en un momento en el que el hombre no tiene conciencia de sí mismo al igual que tampoco del tiempo? Porque somos ignorantes, y gracias a la ignorancia, nunca reconoceremos que no somos nadie. La evolución del hombre producto ajeno, y nosotros sin saberlo. Pero no es una casualidad o una conclusión, sino producto de un plan. El porqué quizás esté detrás de toda la novela, quizás no se deduzca nunca de forma clara, pero seguramente (aunque no tiene porqué) tiene sentido. Lógico sería pensar que la conciencia de sí mismo es producto de ese primer paso de la evolución producida por el monolito. Otra opción, el monolito eligió ese momento por nuestra ignorancia. En ese caso, ¿por qué? Sea como fuere, es nuestra tesis (no fundada) que no fue al azar.*

En la segunda parte hay una reflexión desafortunada (introducida acertadamente por Arthur C. Clarke) de Floyd: “¡cuánto podíamos haber aprendido de seres que podían cruzar el  espacio, mientras nuestros antepasados vivían aún en los árboles!” (Traducción de Antonio Ribera). Efectivamente, lo que era ignorancia (en todos los sentidos) en la primera parte, aquí es soberbia, quizás involuntaria, pero soberbia al fin y al cabo. El hombre siempre se ha creído el centro del universo y autosuficiente. Ciertamente Floyd desea que estos seres extraterrestres hubieran contactado con el hombre, pero no hay ningún indicio cierto de que no lo hubieran hecho. Él cree que nunca ha ocurrido dicho encuentro, porque cree que el hombre ha llegado a ese punto tecnológico y de evolución en el que se encuentra sin ayuda exterior, por pura evolución darwiniana y científica. Por tanto, sólo la soberbia, una soberbia profunda, del hipotálamo, le lleva a pensar que no ha habido contacto previo con los creadores del monolito. ¡Qué ignorante es el Hombre! Si en ese momento estaba Floyd en la Luna era gracias al monolito, pero él no estaba preparado para, ni siquiera, imaginárselo.

La tercera parte es la sucesión lógica. La soberbia y conciencia de autosuficienca nos lleva a un más allá. El hombre quiere saber más, y creyéndose sabio, da otro paso, aunque sea al abismo. De esa forma, una tripulación se lanza al Abismo sin un rescate, en la práctica, asegurado. En teoría sí. Sin embargo, aquí entran otros aspectos interesantes. La soledad, el afán de superación, la locura consciente. Todo eso en los dos tripulantes de la nave Descubrimiento, pero que podría ser la imagen de la Humanidad misma en su propia nave, Tierra. Aceptan la soledad, el riesgo casi suicida por puro afán de conocimiento. Pero no olvidemos el detalle, y es que en el fondo se creen, los hombres, capaces de todo (futuro) por sí mismos como creen que han sido capaces (pasado) de todo. Soberbia. Ignorancia. Sin duda, el resto de la novela nos deparará placeres desconocidos aún.


*Como digo, puede que sea cuestión de que el escritor se le ocurrió hacerlo así, porque quedaba bonito o guay, pero es más interesante pensar que hay un porqué, aunque si no lo hubiera no nos moriríamos del desasosiego. En el caso de que haya un porqué, es cuando hay que indagar en lo que planteo en este artículo.

Segunda parte:  http://alargamientocompensatorio.blogspot.com.es/2012/09/la-cuarta-parte-de-la-novela-es.html