jueves, 18 de abril de 2013

Bajo el burlón mirar de las estrellas. Joaquín López Tapia.

El modo poemático de hacer literatura es un modo en el que no me veo capaz de ser crítico, juez, nada. Bueno, sí, pero solo para mí, no para dar lecciones. Es más, no permito que cualquiera me de lecciones sobre esto. Cuando cualquiera habla de cualquier cosa, hay que cerrar las puertas a todos y abrir una rendija por la que vayan entrando sólo en los que tú confías y, como uno no nació ayer y ha visto y oído mucho, algo sabe discriminar.

Por estos motivos no voy a hacer crítica, ni tampoco los comentarios que suelo hacer con la prosa que leo. Pero sí quiero presentaros un libro que he leído y que me ha gustado en su transcurso, entusiasmado a veces y dejado ganas de más en algún momento. 

ea


Es un libro lleno de una genialidad simplificadora en el contenido y rítmica en la forma. Un libro que habla de lo grande y de lo chico, de lo profundo y de lo menos profundo, pero con aire de profundo. Poemas descriptivos de lo indescriptible, un poco a modo de alegoría, pero con el toque moderno antiformalista de tiempos pretéritos. 

Lo recomiendo, lo recomiendo sin dudas, ya que el autor, Joaquín López Tapia, lo publicó cuando tenía 18 años, por eso lo recomiendo, porque si hay algo que achacar no creo que sea a él, sino a quién publicó su poemario. Porque sí hay también cosas que achacar, cosas que debería haber mirado mejor antes de publicar, porque si jugamos al verso libre te lo acepto, ya diré yo si me parece acertado o no, pero si jugamos, como hay algún juego dentro del libro, al verso con número, hazlo bien, y aquí el poeta peca de juventud, de inexperiencia y de malos maestros. Porque si me quieres hacer seis sílabas, que no haya 7, y si me quieres hacer un endecasílabo, que no salga un churro con tropezones. 

Pero todo esto no justifica el desprecio ciego, sino que hay que valorar positivamente lo que se lo merece, y hay mucho que se lo merezca, sobre todo en el verso libre, que es casi todo, y en cuanto al contenido, diría que no hay mucho criticable, aunque nuevas lecturas podrían hacer pensar otra cosa. 

Como datos, veo en internet que ha recitado en los recitales de Chilango Andaluz: http://recitalchilangoandaluz.blogspot.com.es/2008/12/joaqun-lpez-tapia.html

También publicó en 2012 un nuevo poemario que habrá que ver: http://www.pointdelunettes.com/enelfondonadie.html